Aparatoso accidente

Una contadora y un empleado del Centro Estatal de Control, Comando y Cómputo (C-4), tuvieron un aparatoso accidente automovilístico ayer al mediodía en al carretera federal, tramo Xalapa-Tamarindo, a la altura del entronque de Rinconada, donde el auto en que viajaban chocó y volcó. Venían procedentes de la playa de Chachalacas, donde habían acudido a valuar los daños ocasionados por Karl.
El accidente se registró cuando sobre la mencionada carretera circulaba el automóvil Nissan Platina color blanco, placas de circulación XZH-9581, conducido por el empleado de C-4, Ramiro Huerta Rivas de 27 años de edad, con domicilio en la calle Enrique Z. Mercado número 143, de la colonia Laureles, quien viajaba en compañía de la contadora de dicha dependencia, Maira Araceli Alarcón Mora, con dirección a esta capital procedentes de la playa de Chachalacas.
Pero al pasar a la altura del kilómetro 45+800, entre la entrada a Buena Vista y el entronque a Rinconada, al entrar a una curva con grava suelta, Ramiro Huerta perdió el control del auto al derrapar y chocó contra el muro de concreto que divide los carriles. Luego el auto dio varias volteretas sobre la cinta asfáltica, quedando finalmente con las llantas arriba sobre la carretera.
En este accidente sus dos ocupantes resultaron lesionados, sólo la contadora Maira Araceli Alarcón Mora, con domicilio en la avenida Encanto número 107 de la colonia Mirador, fue trasladada en una ambulancia a la Clínica 11 del Seguro Social.
El conductor Ramiro Huerta decidió quedarse en el lugar del accidente, en espera de que llegara la Policía Federal Preventiva, sector caminos, a tomar conocimiento.

Deja un comentario

EL CHANEQUE

O sea… ¿que lo amarren?

Resumen informativo